Accesos rápidos


Publicidad


Personal de Lee Child

Personal

Lee Child ha resultado ganador del Premio RBA de Novela Negra 2014 con la novela Personal. La obra se presentó a concurso con el pseudónimo Jack Reacher. El jurado, formado por Soledad Puértolas, Lorenzo Silva, Antonio Lozano, el librero Paco Camarasa y Joaquim Palau, ha seleccionado la novela de Lee Child de entre los 244 manuscritos que se presentaron a la octava convocatoria.

El autor inglés, cuyo verdadero nombre es Jim Grant, ha declarado -a través de una videoconferencia en directo con periodistas que ha tenido lugar en la sede del grupo RBA-, que: "es un enorme honor recibir este premio y formar parte del catálogo de autores de la colección de novela negra". Child ha definido a su protagonista, Jack Reacher, como "la versión actual, norteamericana, de una tradición antigua y muy europea, del caballero medieval". Y ha explicado el grandísimo éxito de sus novelas protagonizadas por Jack Reacher, especialmente en Estados Unidos, relacionándolas con "esa necesidad del alma humana de sentirse protegido en los momentos de terror ciego, de miedo atávico". "No sé si es una coincidencia o no pero mi carrera despegó en Norteamérica después del 11-S. Creo que de algún modo los ciudadanos sentían la necesidad de un caballero protector, y Jack Reacher encarga perfectamente eso. Es el caballero andante, nómada, que protege a las poblaciones y a su gente". Admirador de Chandler y Christie, Child ha desvelado que todas las agencias de inteligencia internacionales que aparecen en sus novelas son "reales" y que su conocimiento de esos medios es de primera mano, ya que tiene amigos muy cercanos que trabajan en ellas.

Lee Child ha vendido cerca de sesenta millones de ejemplares de sus libros en todo el mundo y ha recibido premios tan prestigiosos como el Cartier Diamond Dagger, el Anthony Award, Dylis Award y el Barry Award. Residente en Estados Unidos desde 1998, Child fue escogido presidente de la Asociación Americana de Escritores de Misterio en el año 2009.

Además de recibir 125.000 euros como premio, Lee Child verá publicada su novela Personal y sumará su nombre al de Francisco González Ledesma, Andrea Camilleri, Philip Kerr, Harlan Coben, Patricia Cornwell, Michael Connelly, y Arnaldur Indridason, que fueron galardonados en las pasadas ediciones.

El autor

Lee Child, cuyo verdadero nombre es Jim Grant, nació en Coventry (Inglaterra) en 1954 si bien pasó sus años de formación en la cercana Birmingham. Por pura coincidencia obtuvo una beca en el mismo instituto al que acudió J.R.R. Tolkien. Estudió Derecho en Sheffield (Inglaterra) y, tras trabajar a media jornada en el teatro, se unió a la productora Granada Television en Manchester, donde desarrolló una carrera a lo largo de dieciocho años ejerciendo tareas de director, productor, guionista y presentador, en la que fue considerada la “Edad de Oro” de la televisión británica. Durante este período, la empresa llevó a cabo producciones tan recordadas como Retorno a Brideshead, La Joya de la Corona, Prime Suspect y Cracker. Pese a ello, una reestructuración corporativa llevada a cabo en 1995 lo dejó sin empleo a los 40 años.

Lector voraz desde niño, Lee Child se tomó el aparente revés como una oportunidad de sentarse al fin a escribir su primera novela, Killing Floor, que supuso el nacimiento del personaje de Jack Reacher, y que se convirtió en un fulminante éxito de ventas, lo que lo animó a proseguir con una serie que ha alcanzado los diecinueve títulos –Reacher también ha protagonizado un buen número de relatos- y que lo ha convertido en uno de los autores de thrillers más populares del planeta. Se calcula que se han vendido en torno a sesenta millones de ejemplares de sus libros. Residente en Estados Unidos desde 1998, en el año 2009 Lee Child fue escogido presidente de la Asociación Americana de Escritores de Misterio.

Personal

Un francotirador atenta contra la vida del Presidente de la República Francesa en París con un fusil de gran alcance. Un cristal blindado evita la tragedia y el perpetrador logra escapar. Sólo tres personas en el mundo son capaces de acertar a una distancia tan descomunal y uno de ellos, John Kott, acabó entre rejas muchos años atrás gracias a Jack Reacher. El antaño policía militar lleva hoy una vida errante y anónima, cruzando los Estados Unidos haciendo autostop o utilizando medios de transporte públicos, sin ataduras ni obligaciones, siempre bajo el radar. Localizarlo se antoja una misión imposible, excepto para el cuerpo en el que un día sirvió ya que, como a él mismo le gusta decir, “puedes abandonar el ejército, pero el ejército no teabandona a ti”. De camino a Seattle un anuncio en un periódico lo obliga a salir a la luz y de inmediato se ve reclutado por el Departamento de Estado y la CIA. Todos los indicios apuntan a que Kott es el objetivo a cazar y que su próximo intento va a tener lugar en el peor escenario posible: una inminente reunión de los líderes del G8 en Londres. Cualquiera de ellos puede acabar en su mira telescópica y desencadenar una crisis internacional. ¿Quién mejor que su némesis, Jack Reacher, para neutralizarlo de nuevo?

Aunque Reacher preferiría trabajar solo, se le asigna a Casey Nice, una joven analista de datos que no puede evitar recordarle a otra mujer a la que en el pasado no pudo salvar de una muerte terrible. Para acabar de complicar la situación, a su inexperiencia suma un problema de ansiedad por el que debe medicarse. Pero una vez en Londres, su compañera va a ser el menor de los problemas de Reacher, quien sin refuerzos y bajo un completo anonimato al tratarse de una operación ultra secreta, deberá hacer frente a una temible organización mafiosa que otorga protección al tirador, deseoso a su vez de vengarse por los quince años que pasó a la sombra por su culpa. Encontrar su paradero y adelantarse a sus acciones supondrán un quebradero de cabeza y un riesgo constante para su vida. Mientras pone en juego su pellejo a diario, a Jack Reacher no deja de incomodarle el misterio de para quién trabaja realmente Knott, así como la persistente sospecha de que está siendo utilizado como cebo.

Claves de la serie Jack Reacher

Las novelas de Lee Child son thrillers de acción pura sostenidos en la personalidad fuerte y los infinitos recursos de supervivencia que despliega su omnipresente protagonista: Jack Reacher. Frente a las habituales figuras del género negrocriminal, léase el policía, el detective, el espía o el agente de inteligencia, su creador consiguió singularizarlo convirtiéndolo en alguien rabiosamente independiente, sin ligaduras familiares o profesionales, una especie de llanero solitario o de ronin, una figura fantasmal y errante que va cruzando los Estados Unidos conpoco más que un cepillo de dientes. Hasta el 11-S evitaba cualquier artículo que permitiera su identificación y localización, pero desde los atentados lleva un pasaporte caducado y una tarjeta de débito. Acepta trabajos temporales que le permiten ganar lo justo para ir tirando y se ve envuelto indefectiblemente en casos turbios y peligrosos que implican desde abusos a inocentes, a asesinos, mafias, bandas criminales y organizaciones corruptas, a los que su pasado como policía militar de brillante currículum permite dar una respuesta tan valiente como expeditiva. Con frecuencia son sus antiguos jefes quienes solicitan su ayuda y en no pocas ocasiones debe limpiar su nombre al padecer las penurias del falso culpable.

Harto de la asfixiante disciplina que le fue impuesta desde niño –nació en 1960 en una base berlinesa al ser un hijo de militar- con apenas 36 años decidió abandonar los rigores castrenses y dejar de ganar medallas para optar por una existencia de plena libertad. Entre los atributos en los que destaca el personaje se cuentan su habilidad para el combate cuerpo a cuerpo, para adelantarse a los movimientos de su oponente gracias a una agudísima mente matemática y a la interpretación del lenguaje corporal, así como un gran conocimiento en temas de armas, tanto a nivel técnico como práctico. Habla francés y español, adora el blues y es adicto a la cafeína.

Lee Child ha definido sus libros como historias de venganza en buena medida impelidas por la rabia que le produjo su despido de la productora televisiva Granada. “Alguien hace algo malo y Reacher se venga de él” ha declarado. También ha dejado claro que, pese a ser inglés, su referencia a la hora de escribir ha sido el thriller estadounidense y que buscar la comercialidad y llegar al gran público le parecen unos objetivos de lo más honrosos.

Contenido adicional

Últimos tweets

Facebook