Accesos rápidos


Publicidad


Jim Thompson

«La historia más escalofriante que haya leído jamás sobre una mente deformada por el crimen». Stanley Kubrick.

«Lo que convierte los libros de Thompson en literatura es su disección clínica de la mente alienada, de la psique trastornada hasta convertirse en una bomba de nitrógeno, de las personas cuya existencia recuerda a unas células enfermas y situadas en el intestino de la sociedad estadounidense». Stephen King.

«Si Raymond Chandler, Dashiell Hammett y Cornell Woorich se hubieran fundido en una especie de unión impía y hubiesen tenido un vástago literario, sin duda se habría tratado de Jim Thompson [...]. Su obra arroja una intensa luz sobre la condición humana». The Washington Post


Anadarko, Oklahoma, 1906 – Huntington Beach, California, 1977.

Jim Thompson murió absolutamente ignorado, aunque, con el tiempo, ha crecido en prestigio y fama. No sólo es proclamado como uno de los grandes de la novela negra estadounidense, junto a Raymond Chandler y Dashiel Hammett, sino que, además, es reconocido como un renovador del lenguaje y creador de un universo equiparable a William Faulkner. Autor de una prolífica obra, con 29 novelas publicadas y miles de páginas aún inéditas. Hay en su obra un itinerario experimental, subversivo e irónico, que ha retratado, con un gran componente autobiográfico, los infiernos que vivió en Estados Unidos de la primera mitad del siglo XX, incluido su alcoholismo desmesurado. Apenas vivió de su literatura, sí en cambio de sus artículos periodísticos, aunque ya en la última etapa de su vida. Antes, ocupó todo tipo de trabajos, desde botones a cocinero, guardia de seguridad o peón en pozos de petróleo. Entre sus obras maestras figuran novelas imprescindibles como El asesino dentro de mí e 1.280 almas, ambas también publicadas por RBA, además de Noche salvaje, entre otros títulos. Es autor también dos famosos guiones rodados por Stanley Kubrick, Atraco perfecto y Senderos de gloria.

 


Contenido adicional

Últimos tweets

Facebook