Banner_interiorBlog_SN

Bajo una luz fría

08 noviembre 2021

Bajo una luz fría , única novela independiente de la mayor leyenda vida del género negro australiano, es una reivindicación de la veteranía como un don para el desciframiento de casos criminales en apariencia irresolubles que, a su vez, se pregunta por la eterna cuestión de los límites éticos en el ejercicio de la labor policial. Cuando la juventud choca con un muro, es hora de dar la voz a los que más tiempo llevan en el oficio. Cuando los métodos policiales no funcionan o encuentran trabas burocráticas, ¿hasta dónde está justificado -si alguna vez lo llega a estar- saltarse la ley para obtener justicia?.

El curtido Alan Auhl, tan trozo de pan en su vida personal como perro de presa en sus tareas profesionales, abandona su retiro para reincorporarse al cuerpo policial de Melbourne de cara a estudiar los llamados “casos fríos”, aquellos a los que se les dio carpetazo al haberse teóricamente agotado todas las líneas de investigación. Para la mayoría de sus compañeros, es poco menos que un vejestorio, un jubilado aburrido al que han asignado los casos perdidos para que se distraiga un rato. Poco tardará en demostrar lo equivocados que estaban.

En un ejercicio de maestría narrativa, Disher conjuga hasta tres casos diferentes si bien unidos por encontrarse atorados o permanecer invisibilizados: un esqueleto que aparece bajo una losa de hormigón, un granjero al que sus hijas están convencidas de que asesinaron pese a dictaminarse que su muerte fue un accidente y un asesino múltiple de parejas sentimentales sobre el que nadie ni siquiera ha lanzado sus sospechas. Combinando un mirada tremendamente entrenada y un arrojo poco común para acudir a métodos nada ortodoxos, Auhl no cejará hasta encontrar respuestas y señalar a los culpables.

Igual que su carismático protagonista, Disher aplica las viejas leyes de la modélica historia criminal -personajes con relieve, tramas sólidas y las dosis de acción justas-, y es por esto que el crítico del The New York Times clavaba su diagnóstico cuando elogiaba de la novela que: “con tantos expertos forenses fanfarroneando de sus extraordinarias habilidades en la ficción negra actual, menudo placer supone sentarse a leer una historia policíaca tradicional en la que es el riguroso trabajo profesional lo que de verdad resuelve un crimen”.

Antonio Lozano

Director de Serie Negra

Compartir

Síguenos

@serienegra

‘El ritmo implacable y los continuos giros de guion hacen de las novelas de Disher, un enorme disfrute en su lectur…https://t.co/sSUdNo4Dji

Hace 4 días

@TotalNoir @RBALibros @text_publishing 🙌🏻 ¡Súper reseña!Gracias 🖤

Hace 4 días

🙌🏻Todo un placer estrenar Club de lectura de una librería con alma 🖤. ¡Gracias!https://t.co/v6CGjcueHE

Hace 5 días

«Un clásico australiano ideal para los amantes del buen procedimental» @jcggolf @elpais_espana sobre…https://t.co/xltLgZ3Luj

Hace 5 días

@serienegra

instagram