banner_interior_blog_pirómano

Pirómano

12 marzo 2020

“Un incendio es el crimen perfecto” no se cansaba de repetir Susan Orlean durante la promoción de su ensayo La biblioteca en llamas, que parte de la conversión en cenizas de cuatro cientos mil libros de la Biblioteca Pública de Los Ángeles el 2 de abril de 1986. No lo fue, pero bien podría haberlo sido, en el caso que aborda Pirómano, un tan atípico como apasionante True crime de la periodista y novelista Chloe Hooper, donde, una década después de los hechos, explica la investigación policial y el juicio consiguiente a raíz de los devastadores incendios provocados que arrasaron con centenares de hectáreas en lo parajes australianos de Latrobe Valley (Victoria), cobrándose numerosos muertos y heridos, una jornada trágica que se bautizó con el nombre de Black Saturday.

A partir de dos focos, acabaron produciéndose 400 fuegos simultáneos que irradiaron 80.00 kilovatios de calor, lo que equivalió a 500 bombas atómicas. Estructurada en tres partes -“Los Detectives, Los Abogados, El Tribunal-, la obra abarca multitud de frentes de enorme interés: cómo se originan y propagan los fuegos, cómo se combaten (los complejos dispositivos que salen a extinguirlos), qué analistas estudian sus causas y efectos (de químicos a especialistas forestales que peinan la zona afectada con el mismo celo que los forenses), la psicología del pirómano, los métodos de la división policial encargada de dar con el culpable, la dificultad de obtener pruebas concluyentes delante de un jurado, la carga que supone defender a un enfermo que ha causado tanto dolor… Ahondando en lo dicho al principio, Hooper cuenta que apenas se detiene al 1% de los pirómanos que arrasan con los bosques. No en balde, al perímetro de seguridad, que delimita donde se inició un fuego, se le llama también "área de confusión". La abrasada escena del crimen raramente no es un caos absoluto. Por otro lado, nadie asocia el Infierno con el orden.

Desgraciadamente de renovada actualidad ante los recientes estragos que ha causado una vez más el fuego en el continente, Pirómano es también un libro de profunda carga emocional al relatar su autora el drama de quienes perdieron a familiares y sus hogares pero también el via crucis de los padres del culpable, un hombre con rasgos autistas que toda su vida fue víctima del rechazo de sus semejantes. De exposición ordenada y prosa fluida, la obra abarca, en definitiva, nuestra conflictiva relación con el fuego, leyéndose de un vuelo y con el corazón en un puño.

Compartir

Síguenos

@serienegra

instagram