Blog_LaPoli_etc

Enemigas íntimas

09 septiembre 2021

Estará harto/a de oírlo, querido/a lector/a pero esta vez va en serio: no se ha cruzado con nada ni remotamente parecido a La poli, la convicta, la gánster y la ladrona. ¿Dónde se ha visto un primer capítulo con el asalto a una gasolinera que no termine con un baño de sangre sino con la cajera reponiendo los 400 dólares que la atracadora le ha birlado a su jefe? ¿Y en qué novela negra se ha encontrado con una policía que no sólo hereda una mansión de un multimillonario agradecido por sus servicios sino que decide quedársela pese a que con ello se granjeará el odio de la mayor parte de sus colegas? ¿Y a quién demonios se le había ocurrido antes forjar una alianza entre una ex cirujana, la agente de la ley que la llevó a prisión y una cleptómana y drogadicta? Si además quiere descubrir cosas como el modo en que las micciones de los vagabundos pueden salvarle el pellejo y si es posible encariñarse con una taltuza llamada Hugh Jackman ésta es su oportunidad.

Si el recurso a una policía o a una detective sobrada de recursos que desafía las directrices machistas y patriarcales que han definido tradicionalmente a la novela negra ya es moneda común, Candice Fox multiplica la apuesta repartiendo el protagonismo entre cuatro mujeres que deben aparcar sus diferencias ante el objetivo común de dar con el paradero de la hija secuestrada de una de ellas. De aquí que en RBA Serie Negra hayamos puesto el énfasis en ella desde el mismo título (el original era el, convendremos, mucho más aséptico de Gathering Dark). Y aunque quizá les suene raro “la gánster”, cuando conozcan a Ada Maverick, la reina del crimen organizado, incorporarán para siempre la posibilidad de que ellas también sean capaces de provocar escalofríos con la mera mención de sus nombres.

Es probable asimismo que alguno/a pensara que en la novela negra ambientada en Los Ángeles estaba todo inventado pero ha tenido que llegar una australiana para sacudir buena parte de los tics y lugares comunes que asociamos con el subgénero. Demencialmente osada, divertida y alocada, road novel de alta cilindrada -no en vano su autora fue escogida por James Patterson para coescribir un ciclo de seis novelas con una investigadora e Sidney llamada Harriet Blue- que abre caminos insospechados dentro del noir feminista, La poli, la convicta, la gánster y la ladrona sólo tiene un problema: por ahora no hay noticias de una secuela cuando lo que de verdad querríamos es mucho más, a saber, que cada una de sus explosivas mujeres protagonizara su propio ciclo literario.

Compartir

Síguenos

@serienegra

‘El duelo’ de Arnaldur Indridason puede verse como el despliegue de tres partidas de ajedrez que se juegan de forma…https://t.co/n8xnvPGhr6

Hace 5 días

Una novela estupenda de una de las grandes autoras noir australianas. Y muy de #womenpower @candicefoxbooks…https://t.co/6DuNgJRG02

Hace 8 días

@carolAlvarezMo @candicefoxbooks @RBALibros Estamos muy contentos de incorporar a @candicefoxbooks a nuestro catálo…https://t.co/uCTCqlmSUb

Hace 8 días

‘La poli, la convicta, la gánster y la ladrona’. Cuatro mujeres con extraños vínculos. O resuelven sus problemas o…https://t.co/cSn4CqmkF2

Hace 10 días

@serienegra

instagram