Accesos rápidos


Publicidad


Maj Sjöwall

«Cambiaron por completo el género. Cualquiera que escriba novelas policiacas después de las suyas inevitablemente se inspirará en ellos». Henning Mankell.

Ganadora del VIII Premio Pepe Carvalho.


Estocolmo, 1935.

Estudió Periodismo y Artes Gráficas y comenzó a traducir libros del inglés a la edad de diecinueve años. Después de sus estudios, Maj Sjöwall continuó traduciendo y entró como directora de arte y reportera para algunos de los periódicos y revistas eminentes de Suecia, y también trabajó como editora en la editorial Wahlström and Widstrand durante unos cuantos años.

En 1961 entró a trabajar en una revista llamada Idun. Aquí fue donde conoció a Per Wahlöö, con quien colaboraba en otra publicación del mismo grupo editorial. Los dos amigos se convirtieron casi al instante en pareja. Políticamente tenían las mismas inclinaciones, así como en otros aspectos de la vida. De este modo, no supuso ninguna sorpresa especial el hecho de que ambos se confesasen que desde hacía mucho tiempo habían estado maquinando ponerse a escribir. Escribir una serie de novelas policíacas (nadie lo había hecho aún en Suecia) basadas en una sociedad concreta como la sueca y en un ámbito policial específico que funcionaba como un grupo de trabajo concreto; criticando a su vez la falsa imagen bucólica de Suecia y cómo el socialismo había podido convivir con el capitalismo. Cada novela tenía que basarse en un crimen, y todas las novelas juntas debían conformar un Gran Crimen; de ahí el subtítulo “La historia de un crimen”: el “crimen” que recorre las diez novelas de Martin Beck no es otro que el de la socialdemocracia traicionando a la clase trabajadora.

El tándem Sjöwall-Wahlöö tuvo dos hijos, Tetz y Jens. Después de la muerte de Wahlöö (1975), Maj Sjöwall continuó traduciendo. También escribió algunos relatos cortos y es co-autora de la aclamada novela negra Kvinnan Som Liknade Greta Garbo (La mujer que se parecía a Greta Garbo, 1990) junto al autor alemán Tomas Ross. Maj Sjöwall es todavía la traductora de inglés, noruego y danés más reputada de toda Suecia.

«Las diez novelas del inspector jefe sueco Martin Beck creadas por Maj Sjöwall y Per Wahlöö durante los años 60 y 70 siguen siendo clásicos de la ficción policial. Estos dos autores cambiaron el género. Quienquiera que esté escribiendo género policíaco hoy en día está inspirado en estos autores de un modo u otro». Henning Mankell.

«No hay ninguna duda al respecto: el reinado de la novela negra tiene como Rey y Reina indiscutibles a Per Wahlöö y Maj Sjöwall». National Observer.

«Los padrinos de la novela policiaca escandinava». Jo Nesbø.

 


Contenido adicional

Últimos tweets

Facebook